top of page
Buscar
  • Foto del escritorMEDEHO

Ácido poliláctico. La clave para rejuvenecer.

Con la edad, la piel necesita ser tratada con cuidado y cariño para poder mantener un aspecto joven y sano de forma duradera. Por ello, cada vez son más las técnicas desarrolladas dentro de la medicina estética para lograr este objetivo. Una de estas técnicas es el tratamiento con ácido poliláctico, un tipo de ácido utilizado como relleno facial con unas propiedades asombrosas, lo que lo convierte en una de las mejores opciones para tu piel.


El ácido poliláctico es un ácido perteneciente a la familia de los inductores de colágeno. Se trata de un material inyectable utilizado en tratamientos de medicina estética como relleno facial. Mediante la inyección de este ácido, estimulamos a las células a producir su propio colágeno, logrando una mayor hidratación y consiguiendo una piel suave y elástica. A este efecto se le denomina lifting sin cirugía.

El tratamiento se divide en varias sesiones espaciadas por intervalos de un mes según los requerimientos de cada caso. Normalmente, son necesarias entre 2 y 3 sesiones para lograr unos buenos resultados.



¿Para qué se utiliza el ácido poliláctico?


A nivel facial, las inyecciones de ácido poliláctico se realizan en diferentes capas cutáneas proporcionando a la piel un aspecto rejuvenecido y una reducción de la flacidez casi definitiva. Con ello se logra un aumento del grosor de la dermis y de la elasticidad y tersidad de la piel, combatiendo la flacidez facial de una forma segura y efectiva.

Las inyecciones se pueden realizar en distintas partes del rostro, tales como el entrecejo, las sienes, los párpados, la frente, las patas de gallo y cualquier surco situado en el rostro y el escote.


¿Cuáles son los beneficios del ácido poliláctico?


Además de los beneficios que nos aporta el ácido poliláctico para los tratamientos faciales, existen otras ventajas que esta sustancia nos ofrece a nivel corporal. Específicamente, se ha demostrado que ofrece buenos resultados mejorando el aspecto de los glúteos y los brazos. Además, se han desarrollado productos a partir del ácido poliláctico que pueden emplearse para remodelar y contornear áreas más grandes del cuerpo, como las caderas, los muslos, las rodillas, las manos y el escote, variando las diluciones dependiendo de la zona a tratar.


En Medeho, nuestros médicos estéticos analizan de forma personalizada cada caso para ofreceros el mejor asesoramiento y aplicar el tratamiento que más os convenga.


Nuestro centro médico está ubicado en el centro de Zaragoza y en nuestra unidad de medicina estética y cirugía plástica ofrecemos a los pacientes sesiones informativas gratuitas para resolveros todas las dudas sin compromiso.

Entradas Recientes

Ver todo

댓글


bottom of page